Páginas

domingo, 17 de mayo de 2015

Manual de Lactancia (IV). La subida de la leche

La subida de la leche es un tema que generalmente resulta desconocido en primerizas.
Lo primero que hay que saber es que la subida de la leche depende mucho de la estimulación recibida mediante la succión del bebé, que al principio tomará el calostro.
En situación normal, alrededor del segundo o tercer día después del parto se producirá la subida de la leche. Al principio suele resultar desproporcionada y podemos experimentar hinchazón e incomodidad, por lo que conviene tener a mano un sacaleches para eliminar la congestión. Podemos extraer el exceso de leche y utilizarlo o incluso donarlo.
Hasta que el propio cuerpo es capaz de regular la cantidad de leche a producir en base a la demanda del bebé, suele haber exceso de producción. Este exceso puede ocurrir que nos produzca ingurgitación, que podría desembocar en mastitis. Ante cualquiera de los siguientes síntomas es recomendable acudir al hospital o avisar si seguimos ingresadas:

-Fiebre.
-Enrojecimiento en el pecho.
-Dolor intenso en las mamas.

Manteniendo la lactancia a demanda y extrayendo el exceso de leche todo debería volver a la normalidad en pocos días.
Cuando tenemos otro hijo que sigue lactando es muy recomendable que nos ayude a vaciar el exceso, ofreciéndole el pecho siempre después de dar de mamar al recién nacido.

Si la subida de la leche se hace esperar, hay que seguir poniendo al bebé al pecho para que succione y así estimule lo suficiente para que se produzca la subida. Si el bebé no pierde peso, en principio se está alimentando correctamente con el calostro. Ante cualquier duda es recomendable consultar con alguna asesora de lactancia, que podemos encontrar buscando en Internet o en cualquier asociación de lactancia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Este blog se alimenta de tus comentarios. Estoy encantada de recibir tu opinión!