Páginas

martes, 8 de marzo de 2011

Termómetro de Galio


Una vez retirados de la venta los termómetros de mercurio y después de romper el último que tenía, no me quedó más remedio (o eso creía) que utilizar el digital. Hace un tiempo mi niña se levantó algo destemplada, pero contenta. La puse el termómetro digital y me salió que tenía 36,9. Se tomó un poco de Dalsy y la llevé a la guardería. Allí pregunté, porque a mí me parecía que tenía fiebre, pero el termómetro solo daba unas décimas, y entonces me hablaron del termómetro de Galio. Imagino que en algo fallé al utilizar el termómetro digital, pero desde luego que no me hubiese pasado lo mismo con uno de mercurio o galio. Aquel día la pusieron el termómetro de la guardería (de Galio) y tenía 38.5. Me la llevé con mi madre y esa misma mañana me compré un termómetro de Galio.

El termómetro de galio es muy parecido a los de mercurio con la diferencia del contenido, que por otro lado, cumple la misma funcion. La única pega está en que tarda un poquito más en subir, pero en compensación es más ecológico.

He encontrado un archivo que describe detalladamente los termómetros de galio.