Páginas

miércoles, 28 de septiembre de 2011

Encuesta sobre lactancia

La asociación "Lactando Amando" está llevando a cabo una encuesta sobre lactancia. La encuesta estará disponible hasta el 15 de octubre, y los resultados serán publicados a finales de octubre o principios de noviembre dependiendo del número de participantes.


Me parece una iniciativa interesante que sacaría en claro el nivel de información que recibimos.


En mi opinión, hay bastante falta de información, aunque yo tuve la suerte de coincidir con una matrona pro-lactancia y parto natural. La realidad es que no siempre es así, por eso pienso que puede ser interesante el resultado que se obtenga de esta encuesta.


Si queréis participar, hacer clic en el siguiente enlace al blog de "Lactando Amando" dónde se explica la encuesta y como difundirla si queréis hacerlo: http://lactandoamando.blogspot.com/2011/09/primera-encuesta-de-lactandoamando.html

martes, 2 de agosto de 2011

Semana Mundial de la Lactancia Materna

Aunque parece que hay día de casi todo, unos se celebran y difunden más que otros.
Ayer empezó la semana mundial de la lactancia materna, con poca difusión en mi opinión. Creo que debido a que la lactancia evita comprar diversos productos infantiles necesarios en la lactancia artificial, nuestra sociedad consumista no deja elevar demasiado las voces en defensa de la lactancia. Es triste, pero es así. Al menos yo lo pienso, sin ánimo de ofender a quien se ha visto obligada a alimentar con leche de fórmula.
Quiero invitaros a visitar el blog de Ser Mamas, en el que podéis leer un artículo que me ha parecido interesante sobre este tema.

jueves, 23 de junio de 2011

Habiba recupera a su bebé


Parece que por fin le devuelven a Habiba a su bebé. Recuerdo que el Instituto Madrileño del Menor y la Familia había decidido separarla de su hija de 15 meses porque se negaba a someterse a un "programa de habilidades maternas", lo que implicaba dejar de darle el pecho a su bebé.
Aquí está la noticia publicada en el periódico El Mundo, obtenida de un enlace de Facebook del blog Tenemos Tetas.
En mi opinión, aunque le devuelven a su hija, en ningún momento reconocen que sea por el movimiento que había generado en Internet ni por las explicaciones que pedía el Defensor del Menor, ni por la investigación de la Fiscalía de Menores.
Tampoco parece que acepten el daño que han hecho a madre e hija.
Lo importante es que Habiba y su hija Alma ya están juntas.

domingo, 19 de junio de 2011

Piel con Piel

Hoy estaba dandome una vuelta por la pagina www.dormirsinllorar.com y me he encontrado con un artículo que habla de las consecuencias que puede llegar a tener el "llanto controlado" que tan de moda está en los tiempos que nos ha tocado vivir. El problema que existe, en mi opinión, sobre todo es la falta de información y la recepción selectiva de ella. Cuando alguna vez hablo sobre el tema de lactancia, colecho, brazos, etc. no falta alguna "cara-poema" que me transmite rechazo hacia mi forma de tratar a mi niña. Más de un comentario desafortunado he tenido que escuchar y no puedo negar que me enfada muchísimo, pero pasado el momento del enfado, me da pena la pobre víctima de la historia: el/los hijo/s de esa persona que cree que lo mejor es ser dócil y no molestar.
Espero que este artículo que comparto también contribuya a que alguien deje de pensar que seguir sus instintos no es lo correcto. Aquí podéis leer el artículo.

Fuente: www.dormirsinllorar.com

domingo, 5 de junio de 2011

Conferencia Rosa Jové


El sábado pasado fue por fin la conferencia de Rosa Jové.
En primer lugar quiero agradecer a la asociación Besos y Brazos la iniciativa para celebrar este I Ciclo de Conferencias "Conociendo a nuestros Hijos". Si el año que viene repiten, me encantaría asistir a más conferencias, ya que este año solo he podido ir a una.
Volviendo a la conferencia de Rosa Jové, fue muy interesante. Primero empezó con un cuento. Después explicó un poco el funcionamiento del cerebro del bebé desde que nace, y según va creciendo. La verdad es que esta parte me sirvió para entender unas cuantas cosas. Había cosas que ya había leído en su libro "La Crianza Feliz", pero que siempre se entienden mejor con una explicación de primera mano. Hubo también muchas otras que aprendí allí.
Me compré el libro "Ni rabietas ni conflictos", que me llevé con una dedicatoria firmada. Rosa Jové estuvo firmando libros antes y después de la conferencia.
Al final de la conferencia se dejó bastante tiempo para hacer preguntas, a las que daba una respuesta detallada, extendiendose en explicaciones, algo que en mi opinión es bastante importante.
Desde luego que estas conferencias sirven para reafirmar mi forma de pensar, y ver que existen especialistas que demuestran estas teorías. Además, que hay muchísima gente que piensa igual. Así lo demuestra el lleno que hubo en el salón de actos del Hospital de Fuenlabrada, tanto que hubo gente que se quedó sin asiento.

Arriba he dejado una foto, en la que se me puede ver esperando mi turno para la firma del libro.

Foto: Imagen de facebook del perfil de Besos y Brazos

domingo, 15 de mayo de 2011

Parto respetado

Adelantando que en Hospital Quirón de Madrid donde yo tuve a mi niña sólo podría tener queja del tema de la lactancia, pego más abajo el "Plan de Parto Subversivo", redactado con humor, pero dejando claros varios puntos que normalmente no son respetados por los hospitales. El blog lavidadeladyvaga.blogspot.com ha puesto en marcha una iniciativa que consiste en hacer un envío masivo de este plan de parto el próximo 7 de junio a todas las clínicas que la gente sugiera a través de la pagina de facebook Señor ginecólogo, si Vd. sabe parir mejor, adelante.

En mi parto, por suerte, cumplieron un protocolo de parto humanizado y, excepto en el tema de lactancia, estoy contenta con el trato recibido, pero sé que todavia sigue sin respetarse en muchas otras clínicas y por eso quiero difundir esta iniciativa, de la que me he enterado a traves del blog de Teo y Leo.

A continuación, el plan de parto subversivo:

- No deseo parir tumbada patas arriba: esta posición, además de humillante, es incómoda y dificulta el parto. Si usted, señor doctor, quiere estar cómodo durante mi parto, con gusto le prestaré mi almohadita cervical o le daré el teléfono de un buen fisioterapeuta. Pero a la hora de parir, me colocaré como me dé la gana, que para eso soy la que está en ello. ¿O usted haría el pino yendo de público a un circo para ver a los acróbatas del revés directamente, sin esfuerzo por parte de ellos? Pues eso.



- Quiero deambular durante la dilatación: no se preocupen, no pienso hacer el camino de Santiago, simplemente denme libertad de movimiento y no me molesten. Estaré por el pasillo.



- Déjenme ingerir líquidos durante la dilatación. Y no me digan que no puedo por si acaso hay que intubarme, porque por esa regla cualquiera de ustedes debería vivir en ayunas, no vaya a ser que tengan un accidente en plena calle y requieran anestesia... ¿Se imaginan tener que ayunar durante horas antes de salir de vacaciones, por si tienen un golpe con el coche?



- No me induzca el parto para terminar en la fecha y hora que a usted le convengan: puede usar sus poderes mentales para intentar convencer a mi hijo por telepatía de que salga, pero nada de meterme oxitocina a chorro sólo porque a usted le venga bien. Si tiene prisa por irse de fin de semana o a cazar, con gusto esperaré a que comience el turno otro profesional más serio.



- No me rasuren: si ustedes quieren ver señoritas depiladas, en Internet hay muchas páginas dedicadas al particular. Si a mí me incomoda el vello, lo llevaré arregladito de casa. Ah, ¿que es por el riesgo de infección? Pues no sé yo, doctor, si esos pelarros largos que tiene usted en los brazos son de PVC... Mmmh, ¿que dice que es para ver la zona donde tendrá que coserme? Pase entonces, por favor, al punto siguiente.



- No se le ocurra cortarme: vine con mis genitales intactos y es mi intención llevármelos en el mismo buen estado de revista. Si usted quiere usar la tijera, puede cortar unas guirnaldas o farolillos con los que decorar el paritorio para dar la bienvenida a mi hijo.



- No me pongan enema: si encuentro desagradable la posibilidad de "hacérmelo" delante de ustedes, yo misma me pondré un microenema en casa. Pero absténgase de molestarme con esas fruslerías durante mi trabajo de parto. Si les incomodan los residuos biológicos, harán bien en cambiar de empleo.



- No quiero tactos: sólo los mínimos imprescindibles. Adjunta encontrará la foto de mi amigo John, jugador profesional de baloncesto, que se ha ofrecido gentilmente a hacer un tacto rectal a cada persona que intente hacerme un tacto innecesario. Por supuesto, les mandará la factura por sus servicios al término de los mismos. No le den las gracias, John es así de bien dispuesto, además de medir dos metros diez.



- No me hablen como si tuviese tres años: entiendo perfectamente lo que me dicen y me gusta decidir por mí misma; sé que es un vicio feo y molesto, pero es lo que tiene haber sido criada en democracia.



- No hablen de chorradas mientras nace mi hijo: para ustedes será el trabajo de cada día, pero para mi familia es un momento sagrado. Me importa tres narices si su equipo de fútbol ganó o perdió, si la vecina del quinto pone la música alta o si su madre ha comprado una freidora buenísima. Si quisiera escuchar tonterías, pondría la tele. Cállense.



- No interfieran en mi lactancia: mi bebé no necesita leche de vaca nada más nacer, sino estar con su madre (que soy yo, por si no les había quedado claro), así que nada de biberones. Si algún miembro de su equipo tiene complejo de Ganímedes y quiere servir un refrigerio, agradeceré nos traigan la carta de vinos para escoger el más adecuado.



- No se metan en mi forma de criar: los enfermeros y enfermeras que nos visiten durante nuestra estancia en el hospital harán bien en abstenerse de proferir comentarios del tipo de "¿pero otra vez con él al pecho? Eso es vicio", "Pero, mamá, si de ahí no sale nada, toma, dale un biberón" o "No te lo metas en la cama, que luego no salen hasta que se van a la mili". En mi entorno hay un viejo aforismo: "La que quiera criar, que se preñe". Con gusto explicaré a esos profesionales las opciones a su alcance para embarazarse con un lenguaje ampliamente comprensible (es más, hay una versión "exprés" de esa charla que se resume en sólo tres palabras; las dos primeras son "que" y "te", pero me ahorro la tercera porque mis padres criaron una hija muy fina).

domingo, 1 de mayo de 2011

Felicidades a todas las mamas



¡¡¡FELICIDADES MAMAS!!!


I Ciclo de Conferencias "Conociendo a nuestros hijos"

Después de mucho tiempo sin escribir, vuelvo para hablar sobre el I Ciclo de Conferencias "Conociendo a nuestros hijos", que se celebrará en el Hospital de Fuenlabrada, gracias a la Asociacion Besos y Brazos. Me he apuntado a la que dará Rosa Jové y me quedo con las ganas de ir a la que dará Carlos González, pero ese fin de semana estoy fuera y no puedo ir. Estarán también Mª Jesús Blazquez y Yolanda González.
Acaban de confirmarme mi solicitud de asistencia a la conferencia de Rosa Jové. Parece ser que sigue habiendo plazas, así que si alguien está interesado, aquí dejo el enlace con toda la informacion: http://asociacionbesosybrazos.blogspot.com/p/i-ciclo-de-conferencias.html.

Escribiré para contar que tal la conferencia de Rosa Jové.

martes, 8 de marzo de 2011

Termómetro de Galio


Una vez retirados de la venta los termómetros de mercurio y después de romper el último que tenía, no me quedó más remedio (o eso creía) que utilizar el digital. Hace un tiempo mi niña se levantó algo destemplada, pero contenta. La puse el termómetro digital y me salió que tenía 36,9. Se tomó un poco de Dalsy y la llevé a la guardería. Allí pregunté, porque a mí me parecía que tenía fiebre, pero el termómetro solo daba unas décimas, y entonces me hablaron del termómetro de Galio. Imagino que en algo fallé al utilizar el termómetro digital, pero desde luego que no me hubiese pasado lo mismo con uno de mercurio o galio. Aquel día la pusieron el termómetro de la guardería (de Galio) y tenía 38.5. Me la llevé con mi madre y esa misma mañana me compré un termómetro de Galio.

El termómetro de galio es muy parecido a los de mercurio con la diferencia del contenido, que por otro lado, cumple la misma funcion. La única pega está en que tarda un poquito más en subir, pero en compensación es más ecológico.

He encontrado un archivo que describe detalladamente los termómetros de galio.

jueves, 6 de enero de 2011

Paulina Rubio, admirable mamá

Aunque me gustan algunas de sus canciones, Paulina Rubio nunca me ha caído ni bien ni mal. Me parecía una más en el mundo del espectáculo. Hace poco leí la entrevista que concedió a la revista Hola tras el nacimiento de su hijo, y me sorprendió gratamente. Según cuenta, fue a una especie de cursillos para padres, quiso tener un parto natural en casa (aunque no pudo ser por peligro para su bebe, que tenía el cordón muy corto y con una vuelta), y además da el pecho a su bebé. No se cuál será su criterio en temas de sueño, etc. pero ya me parece sorprendente su actitud, visto lo visto. La mayoría de famosos tienen hijos y una vez que salen de su vientre, pasa a manos de otra/s persona/s que lo crían. Por poner un ejemplo, Elena Tablada (mujer en funciones de David Bisbal) contrató una enfermera para que enseñase a su hija a dormir; sin comentarios. Por eso, cuando vi la entrevista de Paulina me sorprendió como vivía la maternidad como una más. Contaba lo duro que resultaba despertarse cada dos o tres horas para dar de mamar a su hijo. Contaba también que se informó muchísimo sobre la lactancia, y decidió dar el pecho a su hijo por todos los beneficios que tiene para él.

También me llamó la atención que posara con sus perritos en la presentación de su bebé y que dijese que son muy importantes en su vida. También comparto sus ideas en ese sentido. Mi perro para nosotros es parte de la familia.

No sé si es defensora de la crianza natural en todos los aspectos, o si durará mucho su dedicación como madre a tiempo completo, pero su actitud actual me parece admirable, teniendo en cuenta que las personas de un entorno como el suyo tienden a valorar otro tipo de cosas más superficiales.

Me pareció que merecía una entrada en mi blog por su dedicación como madre.