Páginas

jueves, 22 de octubre de 2009

¿Y por qué no la voy a coger?


Desde el mismo día que nace tu hijo/a, estas rodeada de gente que, con buena intención, te vuelve loca.
Una de las opiniones más extendidas es: no le cojas en brazos que se acostumbra?
Me resulta increible que esto sea así. A mi no se me ocurre como un bebé de sólo horas, que está aprendiendo a vivir fuera del cuerpo de su mamá piense "voy a llorar para que me cojan". Llora porqué es la única forma de comunicación que tiene con nosotros y se queda a gusto cuando le cogen porque su mamá es lo único que conoce en el mundo.
Cuando era recien nacida, me pasaba mucho tiempo con ella en mi pecho, me gustaba mucho y a ella se la veía muy a gustito. ¿Cuál es el motivo por el que hay que evitarlo? Yo todavía no lo veo.

Es verdad que cuando va creciendo tu espalda lo sufre, pero hay opciones, como los portabebés. Por suerte, hoy en día existe Internet y cualquiera puede informarse muy rapidamente. A través de Internet conocí la existencia del mei tai, que es el protabebé que elegí después de dejarme la espalda durante un mes porque, cuando volví a trabajar, por las tardes mi niña sólo quería bracitos.

Podría extenderme mucho más con este tema pero prefiero detallar los sitios y libros donde me asesoré tanto en el tema de "bracitos" como en el tema de portabebé.

El libro "Besame mucho" de Carlos Gonzalez explica bastante claro el tema de los bracitos. También hay información en las paginas www.instintomaternal.com y www.crianzanatural.com
Sobre los portabebés hay mucha información en Internet. Me resultaron muy útiles los artículos de http://redcanguro.org/portabebes/

Espero que esta información sea útil para alguna mamá en apuros...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Este blog se alimenta de tus comentarios. Estoy encantada de recibir tu opinión!